Fenómenos paranormales: La Mansión Stoppel y el fantasma de Luisito

Mansión Stoppel
Mansión Stoppel en 2018 | Los Andes

Son tres las teorías acerca de lo que le pudo haber sucedido a Luisito, pero todas concuerdan en que su vida terminó trágicamente. Desde entonces, el espectro del niño ha sido percibido por vecinos, los guardias de seguridad de la mansión y el misterioso Licenciado Coraje, quien entregó un escabroso relato.

Enclavada en la avenida Emilio Civit, en el corazón de Mendoza, la Mansión Stoppel se erige como un coloso impregnado de historia, misterio y terror.

Este monumento arquitectónico ha sido el epicentro de fenómenos inexplicables que han cautivado la imaginación y sembrado el pánico entre aquellos que han osado aventurarse en sus intrincados pasillos.

La historia de la Mansión Stoppel es un tapiz fascinante, teñido con experiencias paranormales, secretos sepultados en el tiempo y tragedias que aún reverberan en sus muros.

El inquietante relato de "Licenciado Coraje"


Síguenos en: Google News


En el 2014, en la web de La Matriz dio voz al enigmático "Licenciado Coraje", quien desentrañó un relato espeluznante ocurrido en la Mansión Stoppel, antes del 2002.

Sus palabras pintaron un cuadro sobrecogedor de ruidos inexplicables, risas que retumbaban en la oscuridad y la visión aterradora de un espectro. Este testimonio fue solo el comienzo de una saga de eventos paranormales que sumergieron a los protagonistas en un abismo de lo desconocido.

El Encuentro con Liliana: Una noche de revelaciones

Motivados por el relato de una vecina de la mansión "Licenciado Coraje" acudió hasta el lugar junto a un amigo para ahondar en los misterios de la Mansión Stoppel. Fue así como se encontraron con Liliana, una vecina que compartió sus propias experiencias, revelando un escenario oscuro.

Es importante recordar que en esa época, la histórica construcción ubicada en Emilio Civit 348 estaba cerrada. Estuvo abandonada durante más de 41 años, más específicamente desde el terremoto de Caucete (San Juan) que dejó en las paredes una peligrosa grieta.

Foto embed
Mansión Stoppel - Los Andes

Según la mujer, constantemente escuchaba ruidos en la casa del lado: risas, cosas que se arrastraban, objetos que caían. Además, les contó que veía al espectro de un niño y de un hombre de negro.

Lamentablemente para ella, estos espectros afectaban también a su vivienda y la policía ya no le hacía caso a sus llamadas.

En una noche de investigación, mientras preparaban pizzas caseras y conversaban de los fenómenos que experimentaba Liliana al ser vecina de la entonces abandonada mansión, la presencia sobrenatural se hizo ineludible.

La masa, luego de ser destapada revelaba marcas de pequeñas manos en una casa donde no había niños; la ducha se encendía sola, los platos que se caían sin que nadie estuviera cerca. La mujer y los investigadores incluso lograron hacer algún tipo de contacto a través de golpes, como en las películas, según el relato. Luego, fueron a la mansión tras entender que era el origen de lo que estaban experimentando y el narrador cuenta que ahí mismo vio al espectro del hombre de negro, junto al fantasma de 3 niños que estaban en el suelo. 

El descubrimiento de un pasado siniestro

Según el relato de Coraje, la mujer guardaba polvorientos documentos, que daban algunas pistas de lo que pudo haber sucedido. Desenterraron de los recuerdos un artículo de prensa de 1952 que revelaba un asesinato ocurrido en la Mansión Stoppel, cuando sus instalaciones todavía estaban dedicadas al patronato de menores.

La noticia narraba la muerte infame de un niño huérfano, residente de la mansión, que había sido asesinado por el médico que trabajaba en la institución. Supuestamente el pequeño tenía intenciones de arrancar ya que en el patronazgo se realizaban prácticas escalofiantes con los niños. Ante la posibilidad de ser denunciado por el menor, el médico perdió la compostura y, justo en el lugar donde estaba emplazada la casa de la vecina le habría dado alcance al niño, donde lo estranguló hasta quitarle la vida.

La presencia continua de "Luisito"

A pesar de que las instalaciones fueron remozadas y de que se tranformó en el Museo Carlos Alonso en 2018, la Mansión Stoppel no pudo deshacerse de su halo misterioso.

El personal de seguridad informó sobre la presencia constante de "Luisito", un espectro infantil que nadie había visto pero cuya influencia se manifestaba en pasos que resonaban en la oscuridad, luces parpadeantes y otros sucesos inexplicables. Los relatos se parecen mucho a los de Liliana.

La conexión con las leyendas del pasado consolidaba la existencia de este niño fantasmal que deambula en los rincones más sombríos de la antigua mansión. Este relato también apareció en prensa, en esta oportunidad en el medio Los Andes 140.

El legado de Luis Stoppel: De comerciante a terrateniente

Para comprender a cabalidad la historia de la Mansión Stoppel, es imperativo sumergirse en la figura de su dueño original, Luis Stoppel. Este destacado comerciante, político y terrateniente, dio vida a la mansión en 1910, convirtiéndola en un símbolo de estatus en la sociedad mendocina. Su vida activa y su influencia política marcaron una época, dejando un legado que trasciende en la historia de Mendoza.

El patronato de menores: Un capítulo oscuro

Tras la muerte de Stoppel, la mansión pasó a formar parte de los bienes estatales y fue destinada al Patronato de Menores desde 1949 hasta 1977. Este capítulo oscuro de la historia involucró prácticas poco éticas en niños huérfanos, quienes fueron sometidos a tratamientos poco ortodoxos que desafían la comprensión humana. El aislamiento y la opacidad de estas prácticas dejaron cicatrices imborrables en las paredes de la mansión, alimentando las leyendas de almas atormentadas que aún susurran en la penumbra.

Las leyendas de Luisito: Un niño atormentado

Las leyendas que circulan sobre "Luisito" varían, pero todas convergen en la trágica muerte de un niño dentro de la Mansión Stoppel.

Algunas versiones sugieren que fue víctima de una sobredosis de psicofármacos durante la época del patronato, mientras que otras afirman que, en realidad, era el hijo de una criada de Stoppel y que falleció en circunstancias misteriosas.

Por supuesto, está la versión del anónimo "Coraje", que dice que el chico fue asesinado por el médico.

Independientemente de la versión, la presencia de Luisito ha dejado una huella indeleble en la mansión, manifestándose a través de fenómenos paranormales que desafían la lógica y perturban la paz de quienes se aventuran en sus dominios.

El museo Carlos Alonso: Entre el arte y lo sobrenatural

En el 2002, la Mansión Stoppel fue elevada al estatus de monumento histórico y cultural de la provincia, preservando así su legado arquitectónico e histórico.

En 2018, experimentó una metamorfosis al renacer como el Museo Carlos Alonso, dedicado al ilustre artista mendocino.

Este espacio único fusiona la majestuosidad de la construcción con expresiones artísticas locales, pero la presencia de Luisito persiste, recordándonos que la historia y lo paranormal coexisten en los pasillos de esta mansión.

Angela Barraza

Periodista y escritora chilena. Fue panelista del programa VIGILANTES de La Red TV y del programa Combinación Clave de Radio La Clave.  

Más de Parapsicología
 El fantasma de Enfield ,Internet

El fantasma de Enfield: Un misterio que aún persiste

En 1977, dos niñas en Enfield, Inglaterra, aseguraron ser testigos de fenómenos paranormales. Poltergeists, voces extrañas y objetos que se movían solos capturaron la atención de investigadores y medios de comunicación. ¿Realidad o engaño? El misterio del fantasma de Enfield aún no tiene una respuesta definitiva.

Go to TOP