¿Cómo adivinar el futuro?

Las bolas de cristal sirven principalmente para meditar y concentrarse.
Bola de cristal | Pixabay

La adivinación es el arte de mirar en el futuro a través de diferentes prismas y con herramientas que han acompañado a la humanidad desde la prehistoria. Es una de las partes vitales del quehacer de las brujas y siempre es práctico y sabio realizar adivinaciones antes de intencionar cualquier rito. Acá te dejo un breve paseo por las artes adivinatorias.

Para adivinar el futuro, históricamente se han utilizado bolas de cristal, mazos de cartas, conchas, velas, borras de café, runas, monedas del I Ching, y los elementos de la naturaleza. Todas las prácticas espirituales que no se han sometido a las instituciones que administran la fe y en cambio, se dedican a convivir con la naturaleza y a observarla, han usado métodos y herramientas para anticipar lo que podría suceder si se hace tal cosa o tal otra. 

El arte de la adivinación es uno de los más difíciles de dominar, pero también es el que mejor se desarrolla con la práctica, el que se afina con el entrenamiento y el que mejora considerablemente con nuestra buena disposición.

El arte de adivinar no es más que la elevación de nuestras habilidades psíquicas sumado a las habilidades de observación de otros y de la naturaleza y para ello, se requiere un altísimo nivel de empatía.

Finalmente, la adivinación consiste en saber interpretar las señales y la información "cósmica" que está ahí todo el tiempo en nuestro entorno y encontrar la forma apropiada para cada uno va a depender de qué canal usaremos para conseguir ese objetivo.


Síguenos en: Google News


Para ello, las artes predictivas pueden dividirse en dos grandes corrientes y ello dependerá de si utilizan o no objetos auxiliares para conseguir el objetivo.

A.- Métodos tradicionales: con el uso de elementos externos.

B.- Métodos psíquicos: sólo con el poder mental.

Entre los métodos tradicionales de adivinación se encuentran los siguientes:

Tarot

Foto embed
Tarot - Pixabay

Se conoce como tarot a un tipo de naipes utilizados en cartomancia, es decir, en el arte de predecir mediante las cartas. 

El arte del Tarot consiste, en efecto, en interpretar los significados simbólicos de las cartas según su posición y entregar ese significado en la forma de respuesta atingente a una pregunta hecha por el consultante. 

Para ello es fundamental saber "al dedillo" el significado de cada una de las cartas, tanto al revés como al derecho, además de aprender cómo interactúan entre si las cartas.

EL Tarot consta de 78 cartas a las que, el común de las personas familiarizadas con el tema, suelen reconocer como Arcanos. Estos Arcanos, a su vez, se dividen tabién en 2 grupos:

Arcanos mayores: Son 22 y son los responsables de encarnar las energías esenciales. Generalmente informan acerca de acontecimientos próximos y que serán de gran importancia. Cada carta de este grupo tiene una representación gráfica en su faz y también una denominación específica. Así, por ejemplo, encontraremos que la carta 1 es El Mago, la carta 6 son Los Enamorados, la 21 es El Mundo y cada carta, además de tener un número y un nombre, tiene además un dibujo o imagen relacionada con ese nombre.

Arcanos menores: Las 56 cartas restantes, una vez quitados los Arcanos Mayores, se parecen mucho a las de la baraja española, ya que se dividen en 4 series de 14 cartas, cada una de las cuales pertenece a un símbolo diferente: bastos, espadas, copas y oros. Estas cartas brindan precisiones acerca de ciertos temas y detalles de un futuro un poco más lejano. 

El manejo de los arcanos menores requiere de un conocimiento bastante acabado de las cartas del Tarot, mientras que los Arcanos mayores, suelen ser el pilar inicial de los principiantes. Estas cartas son las más importantes del tarot y no dependen tanto como los Arcanos Menores de las cartas que las circundan.

¿Cómo se usa el Tarot?

El Tarot tiene múltiples usos ya que sus Arcanos funcionan en base a "Arquetipos", por lo que su simbología y energía es muy poderosa.

Además de las lecturas, el Tarot se usa con fines rituales para apoyar la energía de conjuros y hechizos; además se usa también para sanar. Incluso se ha descubierto que es una excelente herramienta para terapias psicológicas ya que los Arcanos Mayores, son capaces ded ayudar a la mente a resignificar.

Demás está decir que el tarot ayuda a las personas a reflexionar sobre sus problemas y a encontrar nuevas perspectivas.

No es necesario para todos sus usos saber leer el Tarot, más es fundamental tener un mazo.

¿Qué tarot es el apropiado para ti?

En el mercado hay infinidad de mazos disponibles. Algunos, de diseñadores verdaderamente estupendos. Hoy, más que nunca se puede elegir en el más amplio sentido de esa palabra. Lo único importante es que, cuando lo veas, "te hable". Por supuesto, no en el sentido literal. Pero es fundamental que "sientas algo": una conexión, que te sientas cómod@ usando el mazo, que sea un buen tamaño para tus manos, que se sienta bien y que las ilustraciones te sean comprensibles. 
Lo demás es absolutamente personal. Si eliges el Tarot egipcio o el de Dalí, es cosa tuya. Después te encagrarás de comprender a fondo el significado de cada carta.

Si tu situación económica no está para comprar tu mazo propio JAMÁS pidas uno prestado. Es mejor que fabriques tus propias cartas con cartulina. Las puedes plastificar con huincha ded embalaje trasparente para protegerlas. Además es un proceso creativo muy estimulante, creativo, intuitivo y poderoso. Las puedes crear incluso con collage y quedan bellísimas. Muy simbólicas.

¿Por qué no se deben pedir prestadas las cartas? 

Porque cada mazo es un "portal" o un "canal" por donde fluye la información hacia el tarotista. Son estrictamente personales y no se deben prestar porque afectan a quien las entrega y a quien las recibe. Por lo mismo, tampoco se le deben facilitar a los niños para que jueguen con ellas, a menos que el pequeño, pequeña o pequeñe demuestre demasiada atracción hacia ellas ya que puede ser un "llamado". En esos casos la supervición es fundamental y no se debe cuestionar de mala fe el interés de la persona pequeña.

Pero, en general, las cartas no son un objeto cualquiera y se deben tratar con mucho respeto.

Runas

Foto embed
Runas - Pixabay

Las runas también sirven para adivinar el futuro. Son un conjunto de símbolos de trazo lineal y anguloso (Es la forma que usaron los nórdicos para desarrollar su alfabeto rúnico) generalmente grabado sobre materiales naturales como trozos iguales de madera, piedras de similar forma y tamaño o rectángulos de marfil.

Estos alfabetos se usaron desde el siglo II al XIV d.C. para escribir lenguas germánicas y del norte de Europa, especialmente en Dinamarca y el sur de Escandinavia.

Las runas no solo se consideran un sistema de escritura, sino que son símbolos que se utilizan para realizar hechizos mágicos, para predecir el futuro e incluso añadir poder a la escritura convencional.

La etimología de runa nos lleva al término nórdico rūn, vinculado a los misterios y los secretos.  Son secretos esotéricos y por ello se le denomina como el "Alfabeto mágico".

Se dice que fue el Dios Odín (el supremo de la mitología escandinava) quien entregó personalmente las runas a los humanos, quienes las adoraron y utilizaron de forma sagrada.

Cuenta la leyenda que Odín, después de intentar acceder a la sabiduría suprema, la clarividencia y los poderes mágicos que presiden los destinos de humanos y dioses de múltiples formas y por muchos caminos, al final se quedó ciego y se sacrificó a si mismo, colgándose del árbol sabrado por 9 días y sus noches, sin agua ni comida. Al finalizar este período de prueba y aflicción recibió las runas.

Los ancianos y sacerdotes entendieron que las runas eran una revelación divina, entregadas con mucho amor para que la humanida hiciera un uso sabio de ellas a través de la comprensión de cómo funciona la naturaleza y cómo las reglas que la rigen a ella, también rigen a los seres humanos.

¿Cómo se usan las runas?

Si bien, el arte de dominar la interpretación de los símbolos rúnicos puede llevarte la vida entera, la gracia es que pueden alludarte en diferentes aspectos de la magia

Son excelentes elementos auxiliares para numerosos ritos

Pueden ser llevadas como talismanes protectores o propiciadores

Son poderosas para elaborar sigilos

Son un excelente canal de adivinación y respuestas rápidas de sí o no.

Lo básico que debes saber de las runas, está condensado en los preceptos que figuran en el primer verso de la saga Havamal, de origen nórdico:

1.- Marcarlas o grabarlas: Si no vas a adquirir tu set de runas en el mercado especializado y quieres hacerlas tú para que queden completamente "impregnadas" de tu energía, el rito nórdico manda lo siguiente:
Las runas deben grabarse sobre la rama de un frutal, con un cuchillo nuevo y brillante, previamente pasado 3 veces por fuego y luego 3 veces por agua. 

2.- Leerlas: una vez que tengas en tu poder las runas, se inicia la lectura con una invocación. En este momento se deben decir los nombres de cada runa en voz alta para "activarlas" o "convocarlas", haciendo vibrar la lengua y el paladar. De esta forma se les está "insuflando el aliento sagrado".

3.- Colorearlas: El antiguo ritual escandinavo, indica que al ser consultadas las runas, debía verterse sobre ellas la sangre del consultante. De esta forma, era común que se depositara en cada una de ellas una gotita de sangre. No todo el mundo está dispuesto a practicar este ritual, por lo que ha ido variando con el tiempo. Algunas personas colorean agua con tintes naturales que le dan la tonalidad roja y se mentalizan en que es su propia sangre la que colorea las runas. Eso queda a voluntad de cada quien.

4.- Evocarlas: Para ello hay que volver a repetir los nombres de las runas, esta vez en forma de cánticos personales para conferirles poder y existencia en el mundo material y para crear en vínculo entre tú y las runas.

Son 24 los símbolos y cada runa tiene un nombre y significado diferente. Entre los significados, se dividen en 2: Básicos y relativos (El básico es el significado de cada una y el relativo es en relación a las posiciones de las runas más próximas). 

Para descifrar su mensaje oculto, se las debe arrojar o descubrir sobre una mesa.

Los principiantes deben comenzar con preguntas sencillas y una sola runa por pregunta.

Los más avanzados irán haciendo tiradas de 3 o más runas. Estas se sacan de un saquito o de una caja, donde el consultante no pueda ver en el interior lo que está sacando.

Quiromancia

Foto embed
Palma de una mano - Pixabay

La quiromancia es una forma de adivinación que implica la interpretación de las líneas, las formas y otras características de las manos, especialmente las palmas, para obtener información sobre la personalidad, el carácter y el posible futuro de una persona.

La quiromancia también se conoce comúnmente como lectura de palmas. Aquí hay algunos principios fundamentales de la quiromancia:

Líneas principales:

Línea de la vida: Se cree que esta línea, que generalmente se encuentra curvándose alrededor de la base del pulgar y el índice, representa la vitalidad y la duración de la vida.

Línea del corazón: Ubicada debajo de los dedos medio y anular, se interpreta en relación con el amor y las relaciones emocionales.

Línea de la cabeza: Se encuentra generalmente debajo de la línea del corazón y se asocia con la mente, la inteligencia y el enfoque mental.

Línea del destino (o Saturno): Se extiende desde la base de la palma hacia arriba y a menudo se asocia con el camino de la vida y las influencias externas.

Montes y valles:

Montes: Son las áreas carnosas en la base de cada dedo. Cada monte se asocia con diferentes características, como el monte de Venus con el amor y la sensualidad, el monte de Júpiter con la ambición y la confianza, etc.

Valles: Son las áreas entre los montes. Se cree que los valles revelan más detalles sobre las características personales.

Formas de los dedos:

Longitud de los dedos: Se considera la proporción entre los dedos y su relación con las características personales. Por ejemplo, los dedos largos pueden asociarse con la creatividad, mientras que los dedos cortos pueden vincularse con la atención a los detalles.

También se mide el ancho, la angulosidad, si las puntas son redondeadas o cuadradas, etc.

Marcas y signos especiales:

Signos menores: Como lunares, líneas adicionales, o cualquier marca especial en la mano, también pueden tener significados particulares según la tradición quiromántica.

Flexibilidad y textura de la piel:

Flexibilidad: La flexibilidad de las manos y los dedos puede interpretarse en relación con la adaptabilidad y la capacidad de cambio.

Textura de la piel: Se cree que la textura de la piel revela información sobre la naturaleza y la sensibilidad emocional de la persona.

Es importante destacar que la quiromancia no tiene base científica y se considera una práctica esotérica. Las interpretaciones pueden variar según la cultura, la tradición y la experiencia del quiromántico. Además, la quiromancia se practica de manera diversa en diferentes partes del mundo, y hay múltiples sistemas de interpretación.

Radiestesia o uso de péndulos

Foto embed
Péndulo - Pixabay

La radiestesia es una práctica que implica la utilización de instrumentos, como péndulos o varillas de radiestesia, para detectar y medir energías sutiles, campos magnéticos, corrientes de agua u otras influencias que puedan ser imperceptibles para los sentidos humanos ordinarios.

Aunque a menudo se asocia con la búsqueda de agua subterránea, la radiestesia también se ha utilizado en contextos más amplios, incluida la adivinación y la búsqueda de objetos perdidos. Aquí hay algunos principios fundamentales para leer el futuro con un péndulo en el contexto de la radiestesia:

Elección del péndulo: Seleccionar o crear un péndulo es el primer paso. Puede ser una piedra suspendida de una cadena, un cristal colgado de un hilo, o cualquier objeto que sea cómodo para el practicante.

Establecimiento de la conexión: Antes de comenzar la sesión de radiestesia, algunos practicantes creen que es importante establecer una conexión o sintonización con el péndulo. Esto puede implicar concentración mental, afirmaciones o simplemente la intención de utilizar el péndulo para obtener información.

Formulación de preguntas: Al igual que en otras formas de adivinación, el practicante formula preguntas específicas sobre el futuro o busca orientación en relación con un tema particular.

Movimiento del péndulo: Durante la sesión, el péndulo puede moverse de diversas maneras, como oscilaciones circulares, en línea recta o en patrones más complejos. Se cree que estos movimientos proporcionan respuestas a las preguntas formuladas.

Interpretación de los movimientos: La interpretación de los movimientos del péndulo es subjetiva y puede variar según la persona que realiza la radiestesia. Algunos practicantes pueden usar una tabla o un gráfico para asociar ciertos movimientos con respuestas específicas.

Sensibilidad a la energía: En la radiestesia, se sostiene que el practicante debe estar abierto y receptivo a las energías sutiles que afectan el movimiento del péndulo. Algunas personas afirman que la práctica de la radiestesia puede aumentar la sensibilidad del individuo a estas energías.

Lectura de hojas de té

Foto embed
Té - Pixabay

Arte y práctica para adivinar el futuro por medio de la interpretación de los patrones simbólicos que dejan las hojas de té al terminar de beberlo. Esta práctica es milenaria y se practica mayoritariamente en China, donde se desarrolló como un arte y una ciencia de caracter místico.

Con un poco de imaginación y sensibilidad, cualquiera puede entrenarse en este arte y leer las hojas de té para si mismo y para otros.

Esta es una de las formas tradicionales de adivinar el futuro que menos elementos requiere y, por lo tanto es el más exonómico ya que sólo necesita de algunas hebras de té y agua caliente para realizar las predicciones.

Aleuromancia

Foto embed
Harina de trigo - Pixabay

La aleuromancia es una forma de adivinación o práctica mística que utiliza harina o sémola para predecir el futuro. Esta antigua forma de adivinación tiene sus raíces en la interpretación de patrones formados por la harina o la sémola esparcida sobre una superficie plana. La palabra "aleuromancia" proviene del griego, donde "aleuron" significa harina y "manteia" significa adivinación.

El proceso típico de aleuromancia implica esparcir una capa delgada de harina sobre una superficie limpia y plana, como una mesa. Luego, se realizan ciertos patrones o símbolos en la harina, y se interpretan de acuerdo con la forma y la disposición de los mismos. Las personas que practican la aleuromancia a menudo interpretan estos patrones como símbolos que tienen significados específicos relacionados con el futuro o la situación de la persona que busca respuestas.

Es importante destacar que la aleuromancia es una forma de adivinación considerada más esotérica y menos conocida en comparación con otras prácticas adivinatorias como la quiromancia (lectura de manos) o la cartomancia (lectura de cartas). La interpretación de los patrones en la harina puede variar según la tradición o la persona que realice la aleuromancia.

Caracolomancia

Foto embed
Caracola - Pixabay

La adivinación del futuro con caracolas, conocida como caracolomancia, es una práctica que implica interpretar patrones y símbolos observados en caracolas para obtener información sobre el futuro o recibir orientación espiritual.

Esta forma de adivinación ha sido practicada en diversas culturas a lo largo de la historia y no está ligada a una región o grupo cultural específico. Sin embargo, hay ciertas tradiciones y creencias en las que la caracolomancia es más prominente, como es el caso de las religiones afroamericanas.

Aquí hay una definición y algunos principios básicos de cómo funciona:

Se cree que las caracolas, por su forma y apariencia, pueden revelar mensajes simbólicos o proporcionar respuestas a preguntas específicas cuando se interpretan de manera adecuada.

Principios básicos:

Elección de las caracolas: El primer paso es seleccionar caracolas que se consideren apropiadas para la práctica. En algunos casos, se pueden usar caracolas específicas con características particulares que se consideran relevantes para la adivinación.

Limpieza y purificación: Antes de comenzar la adivinación, algunas personas prefieren limpiar y purificar las caracolas para establecer una conexión espiritual o energética con ellas. Esto puede realizarse mediante rituales, oraciones o métodos específicos de purificación.

Formulación de preguntas: El adivino formula preguntas específicas o busca orientación en relación con algún aspecto de su vida. Las preguntas pueden estar relacionadas con el pasado, presente o futuro, y el practicante se enfoca en ellas durante la sesión de caracolomancia.

Lanzamiento o disposición de las caracolas: Las caracolas se lanzan, se disponen en un patrón específico o se observan de alguna manera que permita la formación de patrones y símbolos.

Interpretación de los patrones: El adivino interpreta los patrones, líneas o símbolos formados por las caracolas. La interpretación puede basarse en la intuición del practicante, en asociaciones simbólicas tradicionales o en sistemas específicos de interpretación.

Conexión espiritual: Algunos practicantes creen que la caracolomancia no solo implica la observación de patrones físicos, sino también una conexión espiritual con las energías que rodean las caracolas. La interpretación puede ser influenciada por esta conexión espiritual.

Adivinación con huevos

Foto embed
Huevos - Pixabay

La adivinación con huevos es una práctica de adivinación que implica interpretar patrones, formas o símbolos que aparecen en la clara y la yema de un huevo. Esta forma de adivinación tiene sus raíces en diversas tradiciones culturales y ha sido practicada en diferentes partes del mundo a lo largo de la historia. Aquí hay una descripción general de cómo se lleva a cabo:

Elección del huevo: Se elige un huevo fresco y sin daños para realizar la adivinación. Algunas personas prefieren utilizar huevos de gallina, mientras que otras pueden optar por huevos de codorniz o de otros tipos de aves.

Preparación del huevo: Antes de comenzar la adivinación, el huevo puede ser limpiado y purificado. Algunas personas sostienen que es importante establecer una conexión espiritual o energética con el huevo antes de comenzar el proceso de adivinación.

Adivinación: Hay varias formas de llevar a cabo la adivinación con huevos. Algunas prácticas comunes incluyen romper el huevo en un recipiente y observar las formas y patrones que se forman tanto en la clara como en la yema. Los adivinos pueden interpretar estas formas y patrones de maneras diversas, similar a la lectura de hojas de té o la observación de imágenes en las nubes.

Interpretación de la clara y la yema: Se pueden observar símbolos, figuras o patrones en la clara del huevo, y se cree que estos tienen significados específicos. La yema también puede ser interpretada, a veces relacionada con aspectos más emocionales o espirituales.

Significados: Los significados asociados con la adivinación con huevos pueden variar según la cultura, la tradición y la interpretación personal del adivino. Algunas personas pueden utilizar guías o símbolos establecidos, mientras que otras confían en su intuición y experiencia personal.

Es importante destacar que la adivinación con huevos, al igual que otras prácticas de adivinación, es considerada más una forma de expresión artística y esotérica que una ciencia probada. Las interpretaciones pueden ser subjetivas y variar según la persona que realiza la adivinación.

Adivinación con sal

Foto embed
Sal - Pixabay

La adivinación con sal es una práctica que implica utilizar la sal para obtener información sobre el futuro o para recibir orientación espiritual. Esta forma de adivinación no es tan común ni tan conocida como otras prácticas adivinatorias, pero algunas personas la utilizan como parte de sus tradiciones espirituales o místicas. Aquí hay una descripción general de cómo se lleva a cabo:

Preparación del espacio: Para llevar a cabo la adivinación con sal, se selecciona un lugar tranquilo y limpio. Algunas personas prefieren realizar la práctica en un altar o en un espacio sagrado.

Distribución de la sal: Se esparce una capa delgada de sal sobre una superficie plana, como una mesa o un plato. La cantidad de sal y la forma en que se esparce pueden variar según la preferencia del practicante.

Concentración y pregunta: El adivino se concentra y formula una pregunta específica o busca orientación en relación con algún aspecto de su vida. La pregunta puede ser mental o expresada verbalmente.

Observación de patrones: Después de formular la pregunta, el adivino observa cualquier cambio, patrón o símbolo que pueda aparecer en la sal. Estos patrones son interpretados como respuestas a la pregunta o como mensajes espirituales.

Interpretación: La interpretación de los patrones en la sal puede ser altamente subjetiva y depende en gran medida de la intuición y la experiencia del adivino. Algunas personas pueden utilizar guías simbólicas específicas, mientras que otras confían en su intuición para interpretar los patrones.

Otras Mancias o formas de adivinar el futuro

Para fines didácticos, te comentaré que existen múltiples formas de adivinación pero explicarlas todas aquí sería eterno, así que te dejaré los nombres y una breve definición para que puedas investigarlas más adelante o iniciar tu investigación por cuenta propia.

Estas son:

Acutomancia:  Método de adivinación que utiliza agujas, clavos, alfileres, cuchillos y cualquier objeto punzante para lograr su objetivo. Se elige un número impar de estos elementos y se lanzan sobre una mesa. El resultado o respuesta se dará mediante la posición en que caigan.

Foto embed
Alfileres, objetos afilados - Pixabay

Alectomancia: es una forma de adivinación que implica la observación del comportamiento de los gallos o pollos, especialmente sus patrones de picoteo, para obtener información sobre eventos futuros o recibir orientación. Esta práctica ha sido parte de varias tradiciones culturales a lo largo de la historia y es considerada una forma de augurio o presagio.

Amniomancia: es una forma de adivinación que implica la observación y la interpretación de las membranas amnióticas durante el parto para prever el futuro o recibir orientación. Este método de adivinación ha sido practicado en diversas culturas a lo largo de la historia y a menudo se asocia con creencias culturales y tradiciones específicas relacionadas con el nacimiento y la maternidad.

En la amniomancia, se presta atención a la forma, el color, la textura y otras características de las membranas amnióticas que rodean al feto en el útero durante el parto. Se cree que estas características pueden proporcionar información sobre el destino del recién nacido o incluso revelar aspectos sobre eventos futuros en la vida del niño.

Aracnomancia: es una forma de adivinación que implica la observación y la interpretación del comportamiento de las arañas para obtener información sobre el futuro o recibir orientación. Aunque no es tan conocida ni practicada como otras formas de adivinación, ha sido parte de algunas tradiciones culturales y folclóricas. También se analizan en esta forma de ver el futuro, las formas del tejido de las telas, dónde se encuentran, etc.

Los practicantes de la aracnomancia observan el comportamiento de las arañas, especialmente en ciertos contextos, y buscan patrones o signos que puedan interpretarse como mensajes o presagios.

Aritmomancia: La aritmomancia es una forma de adivinación que utiliza números o la manipulación de cifras para obtener información sobre el futuro, la personalidad o eventos específicos. A lo largo de la historia, diversas culturas han empleado métodos de adivinación basados en la aritmomancia. Aquí hay algunos enfoques comunes:

Numerología: La numerología es una forma específica de aritmomancia que asigna significados específicos a los números. Se utilizan métodos como el cálculo del número de la fecha de nacimiento o del nombre para obtener información sobre la personalidad, el destino o los ciclos de vida.

Escritura de números: En la aritmomancia, los números se pueden escribir en un papel y se interpretan según la forma en que se disponen o combinan. Se pueden buscar patrones o símbolos significativos en la escritura de números para obtener información adivinatoria.

Cábala: En la tradición judía, la Cábala incluye prácticas de aritmomancia que buscan significados místicos y espirituales en las combinaciones de letras y números, especialmente en textos sagrados como la Biblia.

División y manipulación de cifras: Se pueden utilizar técnicas como la suma de dígitos, la reducción de números o la observación de patrones numéricos para realizar adivinaciones. Estas prácticas a menudo implican asignar significados simbólicos a las cifras resultantes.

Astrología numérica: Algunos sistemas de adivinación combinan la aritmomancia con la astrología, asignando números específicos a planetas o signos zodiacales para obtener información adivinatoria.

Aritmomancia: La aritmomancia es una forma de adivinación que utiliza números o la manipulación de cifras para obtener información sobre el futuro, la personalidad o eventos específicos.

Aquí hay algunos enfoques comunes:

Numerología: La numerología es una forma específica de aritmomancia que asigna significados específicos a los números. Se utilizan métodos como el cálculo del número de la fecha de nacimiento o del nombre para obtener información sobre la personalidad, el destino o los ciclos de vida.

Escritura de números: En la aritmomancia, los números se pueden escribir en un papel y se interpretan según la forma en que se disponen o combinan. Se pueden buscar patrones o símbolos significativos en la escritura de números para obtener información adivinatoria.

Cábala: En la tradición judía, la Cábala incluye prácticas de aritmomancia que buscan significados místicos y espirituales en las combinaciones de letras y números, especialmente en textos sagrados como la Biblia.

División y manipulación de cifras: Se pueden utilizar técnicas como la suma de dígitos, la reducción de números o la observación de patrones numéricos para realizar adivinaciones. Estas prácticas a menudo implican asignar significados simbólicos a las cifras resultantes.  

Astrología numérica: Algunos sistemas de adivinación combinan la aritmomancia con la astrología, asignando números específicos a planetas o signos zodiacales para obtener información adivinatoria.

Foto embed
Ocho, número, patrón - Pixabay

Apatomancia: es una técnica de adivinación del futuro que trata de entrever las señales del destino a través de sucesos o eventos que ocurren de forma azaroza o fortuitaConcretamente, estos sucesos son encuentros, sea con personas, con animales o con cosas.

Austromancia: La austromancia es una forma de adivinación que se basa en la interpretación de los vientos y los fenómenos atmosféricos para prever el futuro o recibir orientación. La palabra "austromancia" proviene del griego "auster", que significa "viento del sur". A lo largo de la historia, diversas culturas han practicado formas de adivinación relacionadas con los vientos y las condiciones atmosféricas.

Astragalomancia: es un tipo de adivinación que se practicaba con huesecillos en los cuales estaban señaladas las letras del alfabeto. Se arrojaba a la suerte y de las letras que resultaban de aquel movimiento, se formaba la respuesta que se buscaba.

Botanomancia: es una forma de adivinación que implica el uso de plantas o hierbas para obtener información sobre el futuro o recibir orientación. Esta práctica ha sido parte de diversas tradiciones culturales y esotéricas a lo largo de la historia.

Capnomancia: La capnomancia es una práctica adivinatoria que se centra en la observación de las características del humo producido por la quema de sustancias, como incienso, tabaco o madera. La idea es interpretar patrones, movimientos o formas que se manifiestan en el humo para obtener información sobre el futuro, recibir mensajes espirituales o realizar adivinaciones específicas.

Foto embed
Humo - Pixabay

Cromnomancia: estudiaba el olor, color y la forma y dirección de los brotes de las cebollas. Más adelante, el rito ha ido evolucionando, de modo que hoy por hoy son habituales varias formas de cromniomancia.

Tiromancia: es una forma de adivinación que implica la observación y la interpretación de los patrones y formas que toman las gotas de cera derretida al ser arrojadas en agua fría. También se conoce como "manteomancia" o "ceromancia". Esta práctica tiene sus raíces en tradiciones culturales y esotéricas, y ha sido practicada en diversas culturas a lo largo de la historia.

Todavía existen otras formas menos comunes de mancias, pero por ser poco extendidas o muy antiguas, no viene al caso mencionar. Sin embargo, si el tema te interesa, internet está llena de información al respecto.

Ojalá encuentres la forma más intuitiva a tus propósitos y sensibilidades. ¡Mucho éxito!

Angela Barraza

Periodista y escritora chilena. Estudió filosofía en la USACH y en la PUCV, también Períto criminalístico en la UTEM.  

Más de Magia
Azabache

Propiedades mágicas y curativas del Azabache

Sumergido en el tiempo, el Azabache emerge como una gema enigmática, venerada por sus propiedades mágicas y curativas. Descubre los secretos de esta piedra, desde su oscura belleza hasta su poder para proteger y sanar.

Go to TOP