Más allá de los barrotes: La enigmática historia de la Penitenciaría de Filadelfia

Penitenciaría de Filadelfia
Penitenciaría de Filadelfia | ElDiario.es

Considerada una de las prisiones más influyentes del mundo, sino ma lás, también tiene el rótulo de ser una de las más activas en actividad paranormal.

En el corazón de Filadelfia, Pensilvania, yace un lugar impregnado de condenas infinitas y sufrimiento: la Penitenciaría de Filadelfia, considerada la primera de su tipo en la historia.

Desde su inauguración en 1829 hasta su cierre en 1971, esta institución penitenciaria fue testigo de transformaciones radicales y alberga un sinfín de historias que van más allá de los límites de lo tangible.

El origen: un nuevo enfoque en la pena

La Penitenciaría de Filadelfia, diseñada por el arquitecto John Haviland, rompió con los métodos de castigo corporal imperantes en la época al buscar la rehabilitación de los reclusos.


Síguenos en: Google News


Su diseño neogótico, formado por siete galerías con 450 celdas que convergían en una torre central de vigilancia, marcó el inicio de un enfoque más humano hacia la reclusión.

A diferencia de las crueles prácticas del pasado, los internos eran alojados en celdas individuales con instalaciones sanitarias, bajo el cuidado de un guardia responsable. Este sistema se mantuvo hasta 1913, cuando se regresó al modelo comunitario, pero su legado resonó en más de 300 cárceles en todo el mundo, inspiradas en su diseño innovador.

Almas atrapadas en el pasado: Fenómenos Paranormales

La Penitenciaría de Filadelfia, escenario de condenas y sufrimiento, ha sido testigo de fenómenos paranormales que perduran en la memoria colectiva.

En la década de 1940, tanto guardias como internos reportaron visiones inexplicables, y estas experiencias se intensificaron tras el cierre de la prisión y durante su proceso de restauración.

Se relata que un cerrajero, al intentar retirar un candado centenario, quedó paralizado por una fuerza invisible. En las paredes de la celda, aparecieron rostros fantasmales, presuntas manifestaciones de aquellos que padecieron en ese lugar.

Foto embed
Prisionero con capucha - Colección del sitio histórico de la Penitenciaría del Estado del Este, regalo de la familia de John D. Shearer.

El sufrimiento extremo, los castigos inhumanos y las muertes dolorosas dejaron una huella que hoy se manifiesta en susurros, llantos y pasos que resuenan entre los muros.

Tanto en el pasado como en el presente, varias personas aseguran que escuchan murmullos que salen de las paredes, llantos, pasos que salen corriendo y hasta algunas risas.

El rastro de la desesperación: Métodos de castigo en la penitenciaría

Dentro de los sombríos pasillos de la Penitenciaría de Filadelfia, la crueldad alcanzó su máxima expresión a través de métodos de castigo que dejaron cicatrices imborrables en la memoria del lugar.

Los reclusos, apartados en celdas individuales, experimentaron formas extremas de tortura, desde el aislamiento total hasta prácticas inhumanas que desafiaban los límites de la decencia.

En el oscuro historial de la prisión, se registran castigos como el confinamiento en pozos profundos y baños de agua helada durante los crudos inviernos.

Los prisioneros, sometidos al aislamiento total, tenían que cubrirse la cabeza con capuchas negras durante la única hora diaria en la que se les permitía salir de sus celdas.

La silla de tortura, los nudos apretados que cortaban la circulación sanguínea y el desgarramiento de lenguas con objetos eran prácticas que desafiaban toda compasión y comprensión humanas.

De prisión a atracción sobrenatural: Transformación de la Penitenciaría

Tras cerrar sus puertas en 1971, la Penitenciaría de Filadelfia quedó abandonada, invadida por la maleza y la soledad. Sin embargo, su decadencia no marcó el final de su historia.

En 1991, el edificio restaurado se convirtió en el escenario de Halloween Terror, un evento que recauda fondos para lo que hoy es considerada la mayor casa embrujada del mundo.

Este monumento histórico atrae a visitantes de todo el mundo, deseosos de explorar las sombras de su pasado.

Los recorridos especializados llevan a los valientes por bloques de celdas, ruinas, prácticas médicas y torturas, ofreciendo una experiencia única y aterradora.

La celda de Al Capone: Un destino popular

Entre las sombras de la Penitenciaría, destaca la celda de Al Capone, el gánster más famoso de la historia.

Foto embed
Al Capone en 1930 - Wikipedia

Detenido en 1929, Capone cumplió su condena en este lugar, dejando su huella en la historia de la prisión ya que tuvo la celda más acomodada de toda la penitenciaría. 

Foto embed
Celda privilegiada de Al Capone en la penitenciaría de Filadelfia - Wikipedia

Hoy, su celda es una parada popular en el tour histórico, donde los visitantes se sumergen en la oscura realidad que vivió Scarface.

La directora de marketing, Nicole Fox, revela que la celda de Al Capone es una de las paradas más visitadas.

Más de 300 cárceles en todo el mundo se inspiraron en el diseño de la Penitenciaría de Filadelfia, según el historiador estadounidense Norman Johnston, convirtiéndola en "la prisión más influyente que jamás se ha construido".

Otros reclusos célebres

Morris "El Rabino" Bolber

Foto embed
Morris Bolber - Easternstate.org

Cuando Morris "El Rabino" Bolber ingresó a Eastern State en 1942, estaba cumpliendo cadena perpetua como miembro de una red de asesinatos con arsénico ubicada en Filadelfia. Bolber, llamado "un curandero veterano y creador de hechizos", era uno de los líderes del grupo. Apelaron a las mujeres que estaban dispuestas a asesinar a sus maridos (el arsénico no era el único método utilizado) para cobrar las pólizas de seguro de sus maridos. Entre 1932 y 1937, el grupo fue responsable de la muerte de al menos 30 personas. Dieciséis personas fueron condenadas por participar en el sindicato, incluidos Bolber y Horace Perlman, quienes también cumplieron condena en Eastern State por los asesinatos.

William Francis "El astuto Willie" Sutton

Uno de los ladrones de bancos más famosos de la historia de Estados Unidos, "Slick Willie" pasó 11 años en la Penitenciaría del Estado del Este. 

En 1945, Sutton, junto con otros 11 prisioneros, escapó de Eastern State por un túnel excavado por prisioneros que se encontraba a casi 100 pies bajo tierra. Sutton fue recapturado pocos minutos más tarde. A lo largo de su carrera criminal, a Sutton se le atribuyen más de 50 robos a bancos, tres fugas exitosas de prisión y más de 30 años tras las rejas. Murió en 1980.

Foto embed
William Francis Sutton

Un legado de horror y libertad: Escapando de las murallas

A lo largo de los 142 años de funcionamiento, más de cien presos intentaron escapar de la Penitenciaría de Filadelfia. Entre ellos, Leo Callahan logró la hazaña en 1923, saltando murallas armado junto a otros cinco prisioneros. Su fuga exitosa lo convirtió en uno de los 4 que nunca fue recapturado, y su destino sigue siendo un misterio. Claro que hoy tendría más de 120 años.

Foto embed
Leo Callahan - Easternstate.org

La prisión, que costó $780,000 dólares en su construcción, ahora sirve como testigo silencioso de su oscuro pasado y de los eventos paranormales que, según cuentan, continúan manifestándose.

Más allá de sus muros de piedra, la Penitenciaría de Filadelfia es un recordatorio tangible de los límites de la crueldad humana y las huellas imborrables que deja en aquellos que la visitan.

Angela Barraza

Periodista y escritora chilena. Fue panelista del programa VIGILANTES de La Red TV y del programa Combinación Clave de Radio La Clave.  

Más de Parapsicología
 El fantasma de Enfield ,Internet

El fantasma de Enfield: Un misterio que aún persiste

En 1977, dos niñas en Enfield, Inglaterra, aseguraron ser testigos de fenómenos paranormales. Poltergeists, voces extrañas y objetos que se movían solos capturaron la atención de investigadores y medios de comunicación. ¿Realidad o engaño? El misterio del fantasma de Enfield aún no tiene una respuesta definitiva.

Go to TOP