Fenómenos paranormales: La casa de los ahorcados en CDMX

La casa de los Ahorcados, Donceles 66, CDMX
La casa de los Ahorcados, Donceles 66, CDMX | TolucaLaBella

En el corazón de la Ciudad de México, entre las calles República de Chile y Palma, se encuentra la Casa de los Ahorcados, un lugar que ha capturado la atención de aquellos fascinados por lo paranormal.

Según los relatos de trabajadores de la Editorial Jus, quienes anteriormente ocupaban el espacio ubicado en la Calle Donceles número 66 en plena Ciudad de México, esta casona ha sido escenario de diversas apariciones.

Misterios en el interior de la casona

Los trabajadores han compartido historias que han pasado a formar parte de la leyenda. Uno de los relatos más notables ocurrió durante la remodelación de la casa.

Un trabajador, inicialmente jugando con lo que pensaba que eran decoraciones, se vio envuelto en una experiencia sobrenatural.


Síguenos en: Google News


Horas después, alrededor de las tres de la madrugada, mientras pintaba una de las paredes al fondo del inmueble, el trabajador vivió un momento inesperado.

Sintió la necesidad de voltear repentinamente y se encontró con una mujer vestida de blanco, de rodillas, extendiéndole los brazos.

La figura pronunció palabras inquietantes sobre llevárselo, desencadenando una reacción intensa en el trabajador.

El incidente de la mujer vestida de blanco

El trabajador, después de escuchar las palabras amenazantes, comenzó a retorcerse y gritar, pidiendo a sus compañeros que lo golpearan.

Uno de ellos reaccionó y le propinó un fuerte golpe. Según el joven, su cuerpo se paralizó, llegando al punto en que consideró lanzarse a la fuente de la casa para calmar el ataque.

Poco a poco, recuperó la cordura, pero su experiencia no terminó allí. Según su relato, para restaurar la normalidad, tuvo que someterse a una "limpia" con la sangre de una gallina negra.

Este episodio dejó una huella imborrable, destacando la intensidad de las experiencias relacionadas con la Casa de los Ahorcados.

El origen de la leyenda: una maldición perdurable

Foto embed
La Casa de los Ahorcados, Donceles 66, CDMX - Google Maps

La Casa de los Ahorcados en la CDMX no solo es conocida por sus apariciones y sucesos paranormales, sino que también está envuelta en una maldición según el escritor mexicano del género de horror, Bernardo Esquinca.

El bule y la maldición persistente

Según Esquinca, la casa esconde una maldición marcada por un "bule" o figura de calabaza hueca en una de las columnas del interior. La leyenda sugiere que los propietarios han buscado la intervención de brujos para deshacerse de esta maldición. Se cuenta que al enfrentarse a la figura y sentir su poder, incluso los más valientes dudan en desafiarla.

Comprueba la leyenda por ti mismo

Si te sientes intrigado por estas historias, tienes la oportunidad de explorar la Casa de los Ahorcados en la CDMX por ti mismo. Este lugar no solo alberga el Centro Cultural Panteón, sino que también es una sucursal de la Pizza del Perro Negro, lo que te permite recorrer el lugar y sacar tus dotes de investigador paranormal.

Exploración durante el día

Puedes pasear libremente durante el día, visitando el Centro Cultural Panteón y disfrutando de lo que este espacio tiene para ofrecer. La exposición cultural y las opciones gastronómicas hacen de la visita una experiencia única.

Limitaciones nocturnas

Sin embargo, debes tener en cuenta que no se permite quedarse durante la madrugada. Aunque la investigación paranormal puede resultar fascinante, la seguridad del lugar y el respeto hacia la propiedad deben ser prioritarios.

También te puede interesar:

Angela Barraza

Periodista y escritora chilena. Fue panelista del programa VIGILANTES de La Red TV y del programa Combinación Clave de Radio La Clave.  

Más de Parapsicología
 El fantasma de Enfield ,Internet

El fantasma de Enfield: Un misterio que aún persiste

En 1977, dos niñas en Enfield, Inglaterra, aseguraron ser testigos de fenómenos paranormales. Poltergeists, voces extrañas y objetos que se movían solos capturaron la atención de investigadores y medios de comunicación. ¿Realidad o engaño? El misterio del fantasma de Enfield aún no tiene una respuesta definitiva.

Go to TOP