La casa que la reina Isabel II dejó porque estaba embrujada: las historias que albergan sus paredes

Castillo de Glamis
Castillo de Glamis | Kolaboo

Aunque la monarca abandonó esta imponente fortaleza escocesa, sus pasillos retienen historias lúgubres de la Dama Gris, un hijo condenado al olvido y eventos recientes que han marcado su aura.

La reina Isabel II, en su momento, tuvo un vasto patrimonio y una de las residencias que abandonó fue el castillo de Glamis, una casa con historias sombrías y leyendas macabras.

Aunque Isabel II tuvo la posibilidad de elegir su hogar, no todos tienen la opción de abandonar una casa encantada, incluso si en su interior acechan fantasmas o fenómenos paranormales.

En su juventud, antes de convertirse en reina, vivió en el castillo de Glamis, ubicado en Angus (Escocia), un lugar con una simetría arquitectónica peculiar y oscuros relatos que no cualquiera estaría dispuesto a enfrentar.

Después de su fallecimiento, se recuerdan las leyendas que esconde la residencia donde pasó parte de su infancia y donde, seguramente, fue testigo de sucesos inexplicables.


Síguenos en: Google News


Una de las leyendas más notorias es la de la Dama Gris, identificada como Janet Doyglas de la familia Glamis.

Se dice que fue condenada a morir en la hoguera tras ser acusada de brujería contra el Rey Jaime V, momento en que el castillo pasó a manos de la corona inglesa.

Su espectro, conocido como la Dama Gris, se rumorea que deambula por los pasillos, convirtiéndose en uno de los personajes espectrales más célebres de Escocia, temido por muchos.

Otra leyenda macabra involucra al hijo de los duques de Glamis, quien nació con problemas de formación.

Encerrado en una mazmorra para ocultar su apariencia, su vida prolongada llevó a que criados y trabajadores conocieran su existencia.

Conocido como "el horror de Glamis", sus constantes gritos generaron rumores que perduran hasta hoy, aunque la identidad exacta, supuestamente Thomas Bowes-Lyon, hijo de George Bowes-Lyon, tatarabuelo de la Reina Madre de Inglaterra, no está confirmada por completo.

Además, cabe mencionar el incidente reciente protagonizado por Simon Bowes-Lyon, conde de Strathmore y Kinghorne, acusado de violación en el castillo en 2020.

Tras una invitación a amigos, una mujer de 26 años lo denunció al día siguiente, y él, avergonzado, aceptó los cargos.

Después de abandonarlo, Isabel II no tuvo intenciones de regresar a este lugar ni para estancias cortas ni vacacionales, ya que no emanaba buenas vibras, una sensación que, al parecer, persiste hasta hoy.

Aunque ahora está abierto al público, explorar sus misterios tiene un precio, superando los 45 euros para aquellos que deseen convertirse, aunque sea temporalmente, en inquilinos del castillo de Glamis.

También te puede interesar:

Angela Barraza

Periodista y escritora chilena. Fue panelista del programa VIGILANTES de La Red TV y del programa Combinación Clave de Radio La Clave.  

Más de Parapsicología
 El fantasma de Enfield ,Internet

El fantasma de Enfield: Un misterio que aún persiste

En 1977, dos niñas en Enfield, Inglaterra, aseguraron ser testigos de fenómenos paranormales. Poltergeists, voces extrañas y objetos que se movían solos capturaron la atención de investigadores y medios de comunicación. ¿Realidad o engaño? El misterio del fantasma de Enfield aún no tiene una respuesta definitiva.

Go to TOP